Nefrología Vol. 37 Nº 6 Año 2017
Nefrologia (Madr.) 2017;37:665-8 | doi: 10.1016/j.nefro.2017.02.003

Barreras para el desarrollo de la hemodiálisis domiciliaria en España. Encuesta a nefrólogos españoles

Barriers for the development of home hemodialysis in Spain. Spanish nephrologists survey


a Hospital General Universitario de Castellón, Castellón, España
b Hospital de Navarra, Pamplona, España
c FMC Madrid Dialcentro, Madrid, España
d Hospital Universitario La Paz, Madrid, España

En la última década ha aumentado considerablemente el número de pacientes a nivel mundial tratados con hemodiálisis (HD) domiciliaria (HDD)1, debido en parte a los beneficios clínicos que se relacionan con los regímenes más intensivos de HD2–5. Sin embargo, en España, a pesar del mayor interés y de los modernos sistemas que simplifican la HDD, el número de pacientes en la técnica no ha crecido sustancialmente6. A través de una encuesta realizada a nefrólogos españoles, vehiculizada sobre todo por correo electrónico gracias a la Sociedad Española de Nefrología, intentamos conocer mejor las barreras que dificultan el desarrollo de la HDD en nuestro país.

Entre febrero y noviembre del 2015, recibimos 142 encuestas de 76 unidades de HD diferentes, 60 hospitalarias y 16 extrahospitalarias (edad media de los encuestados 44,69 ± 10,55 años). En 32 de estos centros (42,1%) existían programas de HDD, 15 (19,73%) ofrecían la opción aunque no dispusieran de unidad de HDD propia y en 29 (38,15%) no se ofrecía esta posibilidad al paciente. Todas las unidades de HDD fueron hospitalarias, sin que existieran programas de HDD dependientes de centros periféricos de HD, en los que solo se ofrece en el 18,7% de los casos (frente al 73,3% de la oferta de HDD que se realiza en hospitales). Hasta el 47% de los programas de HDD se habían iniciado después del 2011, el 23% entre el 2006 y el 2010, el 13% entre el 2001 y el 2005 y el 17% antes del 2000. El 60,5% de las Unidades de Nefrología respondieron que serían capaces de disponer de un programa propio de HDD a un año vista.

La mediana de pacientes por unidad de HDD fue de 2 (rango de 0 a 17), el 59,4% de los centros tenían 2 pacientes o menos y solo el 12,5% tenía 6 pacientes o más. El nefrólogo responsable del programa de HDD en el 42% de los casos se dedicaba también a HD, en el 32% a diálisis peritoneal (DP) y en el 26% a ambas técnicas. Los pacientes provenían en el 46% de los casos de HD en centro, en el 22% de DP, en el 25% de consulta externa y en el 7% de los casos de trasplante renal.

Preguntamos a los nefrólogos su opinión sobre los posibles beneficios clínicos de la HDD. Obtuvimos el mayor porcentaje de respuestas afirmativas en calidad de vida (95,8%) y la menor en mortalidad (67,6%). En cuanto a anemia, hiperfosforemia, presión arterial, nutrición y morbilidad, la opinión fue a favor de la HDD en el 80,3; 84,5; 87,3; 88 y 76%, respectivamente. Además, el 85,9% de los encuestados respondieron que la HDD podía ofrecer beneficios económicos al sistema sanitario. El 45,8% de los nefrólogos consideraba que la distancia aumentada al centro de referencia era un factor favorecedor para el desarrollo de la técnica, y que no era competitiva para la DP, según el 52,8% de las respuestas.

Preguntamos por las posibles barreras para el desarrollo de la HDD, dividiéndolas en dependientes del paciente (falta de información, complejidad técnica, necesidad de cuidadores, miedo a los efectos adversos agudos de la técnica y dificultad en la punción), del equipo médico (falta de personal de enfermería y médico correctamente formado, falta de personal motivado en técnicas domiciliarias, consideración de excesiva morbilidad de los pacientes, falta de evidencia científica a favor de la HDD) y de política de financiación (falta de equipo destinado a trabajar en HDD, falta de lugar físico donde desarrollar el entrenamiento) (fig. 1).

Figura 1.

Barreras para implementar programas de hemodiálisis domiciliaria.

Posteriormente, dividimos las barreras en función del tamaño de la unidad de HDD (tabla 1), con la finalidad de ver si variaban con una mayor experiencia del nefrólogo en técnica domiciliaria.

Tabla 1.

Barreras dependientes del paciente, del médico y de la financiación en función del tamaño del centro

  Tipo de centro por paciente
  3 o más2-1No tiene
  Sí  Sí %  Sí  Sí %  Sí  Sí % 
Falta información  31  79,5    24  68,6    41  65,1 
Complejidad técnica  14  36,8  Sig  21  61,8    38  61,3 
Cuidadores  20  51,3  Sig  30  85,7    48  77,4 
Efectos adversos  7,7  Sig  11  31,4  Sig  37  58,7 
Punción  14  35,9    19  55,9    41  66,1 
Formación  30  76,9  Sig  17  48,6    35  55,6 
Motivación  29  74,4    22  62,9    38  60,3 
Morbilidad  14  35,9    16  45,7    38  60,3 
Evidencia  2,6    8,6    13,1 
Personal  24  61,5    16  45,7  Sig  42  66,7 
Espacio  20  51,3  Sig  10  28,6  Sig  31  50,0 

Sig: significación estadística entre los tipos de centro p < 0,05.

La presente encuesta revela un interés creciente de los nefrólogos españoles por la HDD. Los datos presentados deben ser analizados teniendo en cuenta que toda encuesta es respondida fundamentalmente por las personas más interesadas en el tema que se está tratando y, por tanto, somos conscientes de que este interés real por la técnica puede estar sobrevalorado y de las posibles barreras mayores que lo expuesto. En cualquier caso, parece que conforme se van desarrollando los programas de HDD, las barreras iniciales, derivadas de la falta de conocimiento práctico de la técnica, van desapareciendo7,8 y quedan únicamente las barreras dependientes de los recursos económicos9,10 (falta de información, formación y personal dedicado exclusivamente a la HDD).

Desde el Grupo de Apoyo y promoción de la HDD en España, hemos de centrar nuestro esfuerzo en mostrar los resultados obtenidos en la generación de programas de HDD, confiando que en los próximos años las barreras evidenciadas en la presente encuesta, y que en muchos casos impiden que esta modalidad de tratamiento se pueda si quiera ofertar a los todos pacientes como una opción más para mejorar su calidad de vida, sean problemas superados.

Referencias Bibliográficas
1.
A.J. Collins,R.N. Foley,B. Chavers,D. Gilbertson,C. Herzoq,A. Ishani
US renal data system annual data report
.Am J Kidney Dis 201, 63 (2013), pp. A7
2.
R.S. Suri,G.E. Nesrallah,R. Mainra,A.X. Garg,R.M. Lindsay,T. Greene
Daily hemodialysis: A systematic review
.Clin J Am Soc Nephrol, 1 (2006), pp. 33-42 http://dx.doi.org/10.2215/CJN.00340705
3.
M. Walsh,B. Culleton,M. Tonelli,B. Manns
A systematic review of the effect of nocturnal hemodialysis on blood pressure, left ventricular hypertrophy, anemia, mineral metabolism, and health-related quality of life
.Kidney Int, 67 (2005), pp. 1500-1508 http://dx.doi.org/10.1111/j.1523-1755.2005.00228.x
4.
G.E. Nesrallah,R.M. Lindsay,M.S. Cuerden,A.X. Garg,F. Port,P.C. Austin
Intensive hemodialysis associates with improved survival compared with conventional hemodialysis
.J Am Soc Nephrol, 23 (2012), pp. 696-705 http://dx.doi.org/10.1681/ASN.2011070676
5.
G.M. Chertow,N.W. Levin,G.J. Beck,T.A. Depner,P.W. Eggers,J.J. Gassman
In-center hemodialysis six times per week versus three times per week
.N Engl J Med, 363 (2010), pp. 2287-2300 http://dx.doi.org/10.1056/NEJMoa1001593
6.
A. Pérez-Alba,G. Barril-Cuadrado,Castellano-Cerviño,G. Martín-Reyes,C. Pérez-Melón,F. Slon-Roblero
Hemodiálisis domiciliaria en España
7.
T. Cornelis,K.K. Tennankore,E. Goffin,V. Rauta,E. Honkanen,A. Özyilmaz
An international feasibility study of home haemodialysis in older patients
.Nephrol Dial Transplant, 29 (2014), pp. 2327-2333 http://dx.doi.org/10.1093/ndt/gfu260
8.
R.P. Pauly,D.O. Eastwood,M.R. Marshall
Patient safety in home hemodialysis: Quality assurance and serious adverse events in the homesetting
.Hemodial Int, 19 (2015), pp. S59-S70 http://dx.doi.org/10.1111/hdi.12248
9.
R.J. Fluck,D. Fouque,R.S. Lockridge Jr.
Nephrologists’ perspectives on dialysis treatment: Results of an international survey
.BMC Nephrol, 15 (2014 Jan 15), pp. 16 http://dx.doi.org/10.1186/1471-2369-15-16
10.
M.J. Ludlow,C.R. George,C.M. Hawley,T.H. Mathew,J.W. Agar,P.G. Kerr
How Australian nephrologists view home dialysis: Results of a national survey
.Nephrology (Carlton)., 16 (2011), pp. 446-452 http://dx.doi.org/10.1111/j.1440-1797.2010.01403.x
Órgano Oficial de la Sociedad Española de Nefrología
Contactar | Web Map | Aviso legal