Nefrología 2018-03-21 | doi: 10.1016/j.nefro.2017.12.002

Ingesta de curcumina en pacientes en hemodiálisis

Curcumin intake in hemodialysis patients


Servicio de Diálisis, Avericum S.L., Telde, Las Palmas, España

Los productos naturales se han usado durante mucho tiempo en la medicina tradicional de diferentes culturas. Muchos principios activos utilizados en la farmacopea actual tienen su origen en investigaciones dentro de este campo. Su uso, aunque es fuente de controversia, está muy extendido. Los pacientes en diálisis, de forma habitual, tienen contraindicada gran parte de estos productos por sus posibles efectos deletéreos.

Presentamos el caso de una mujer de 63 años natural de Nueva Delhi (India), con enfermedad renal crónica de causa no filiada en programa de hemodiálisis crónica desde marzo de 2015 a través de catéter venoso central (CVC). Se realiza una fístula arteriovenosa radio-cefálica (FAVi RC) izquierda en septiembre 2015. Tras un periodo de maduración se inician punciones de FAVi presentando hematomas en zonas de punción y un alargamiento del tiempo de hemostasia de más de 2h con sangrados en domicilio y necesidad de remisión a urgencias en múltiples ocasiones. Se ajustan los parámetros de la diálisis: técnica sin heparina, suspensión de antiagregación y minimización del sellado de heparina del CVC. Sin embargo, persisten los tiempos de hemostasia elevados y, además, sangrados espontáneos por la FAVi en su domicilio. Se realizó una fistulografía con resultado normal. Analíticamente se observa una alteración en el tiempo de protrombina (PT) de 63s y un tiempo de tromboplastina parcial activada (aPTT)>140s. No se evidencia enfermedad hepática subyacente y la paciente no toma anticoagulantes orales. Ante este hallazgo se interroga nuevamente a la paciente; refiriendo la toma diaria de infusiones de cúrcuma en cantidades de 3-5g. Decidimos suspender dichas infusiones después de revisar la literatura donde se menciona un posible efecto anticoagulante, además de potenciar los efectos de la antiagregación. Tras 2 semanas de no utilizar la FAVi y de abstención de las infusiones de cúrcuma, se evidencian tiempos de coagulación normales y se reinician las punciones de FAVi sin presentar nuevas incidencias hemorrágicas hasta el momento actual.

La cúrcuma (cúrcuma longa) es originaria del suroeste de la India. Es una planta perenne herbácea de la familia de las zingiberáceas. Los componentes químicos más importantes de la cúrcuma son un grupo de compuestos llamados curcuminoides (curcumina o diferuloylmethane, demetoxicurcumina y bisdemetoxicurcumina)1. También contiene aceites volátiles como turmerona, atlantona y zingibereno, así como azucares, proteínas y resinas. La curcumina es la responsable de su coloración amarilla. La cúrcuma se utiliza de forma rutinaria como especia, sobre todo en la gastronomía hindú, como colorante alimenticio. También se ha extendido su uso como colorante textil y se emplea para teñir lana, algodón, seda, cuero, ceras, tintes, etc.2. Se ha investigado una amplia gama de actividades biológicas y farmacológicas de la cúrcuma: efectos antioxidantes, antiinflamatorios, antivirales, antifúngicos, hepatoprotectores, anticancerígenos, antimicrobianos, efectos cardiovasculares y gastrointestinales, nefroprotector, anticoagulante, antidiabético, etc.2. La curcumina puede unirse con metales pesados tales como cadmio y plomo, reduciendo su toxicidad, también actúa como un inhibidor de la ciclooxigenasa, la 5-lipoxigenasa y la glutatión-s-transferasa, lo que la convierte en un antioxidante como las vitaminas C, E y betacaroteno2. La acción antinflamatoria de la cúrcuma se debe probablemente una reducción en la producción de histamina y también a que aumenta y prolonga la acción del cortisol. La cúrcuma actúa estimulando la producción de bilis, mejorando el metabolismo de las grasas2. Los estudios farmacocinéticos en animales3 han demostrado que el 40-85% de la curcumina oral pasa por el tracto gastrointestinal sin cambios, absorbiéndose el resto por la mucosa intestinal y el hígado. Debido a su baja tasa de absorción, la curcumina se formula a menudo con otros compuestos para aumentar la absorción y potenciar el efecto antiinflamatorio. Presenta una rápida eliminación hepática tras la infusión endovenosa y es un compuesto de metabolización rápida2. En un estudio in vitro/in vivo se analizaron los efectos anticoagulantes de la cúrcuma, evidenciando que la cúrcuma inhibía la acción de la trombina, el factor Xa y elevando el tiempo de aPTT y PT4.

En el caso que presentamos, la ingesta de altas cantidades de cúrcuma, sin otro factor influyente, parece estar relacionada con un aumento del PT y aPTT, que revirtieron tras el cese de la ingesta, normalizándose los parámetros alterados.

Referencias bibliográficas
1.
R.F. Tayyem,D.D. Heath,W.K. Al-Delaimy,C.L. Rock
«Curcumin content of turmeric and curry powders»
.Nutr Cancer, 55 (2006), pp. 126-131 http://dx.doi.org/10.1207/s15327914nc5502_2
2.
A. Sri Vasavi Reddy,J. Suresh,K.S. Hemant,A. Singh
A review on Curcuma longa
.Research J Pharm And Tech, 5 (2012), pp. 158-165
3.
B. Wahlström,G. Blennow
A study on the fate of curcumin in the rat
.Acta Pharmacol Toxicol (Copenh), 43 (1978), pp. 86-92
4.
Kim DC, Ku SK, Bae JS. Anticoagulant activities of curcumin and its derivative. BMB Rep. 2012;45:221-226
Sociedad Española de Nefrología
Órgano Oficial de la Sociedad Española de Nefrología
Contactar | Términos y condiciones | Política de privacidad | Política de cookies